Edit

Abordaje de la Celulitis en Farmacia

celulitis

Uno de los problemas que encontramos con frecuencia en la botica, y al que tendremos que atender mediante nuestra dispensación y consejo, es la celulitis. La también llamada piel de naranja, es una de las preocupaciones que tendrán nuestros clientes en cuanto a dermatología, además de tener un gran peso estético.

Pero… ¿Afecta solo a mujeres?¿Siempre va ligada al sobrepeso? ¿Puede ser de diferentes tipos? En este artículo te resolvemos todas las dudas que tengas acerca de Celulitis y la actuación del farmacéutico ante clientes que presentan este problema.

¿Qué es la Celulitis?

En primer lugar, es imprescindible tener claro qué es la celulitis. Esta afección consiste en la alteración de la piel de manera localizada. Se suele dar en la zona de los glúteos, los muslos (tanto la cara posterior como en los laterales) y en el abdomen. En la celulitis, tiene lugar una distorsión del tejido conjuntivo, que va acompañada de problemas de microcirculación en la zona afectada. Esto sucede por la acumulación de tejido adiposo o líquidos. 

Esta perturbación de la piel es muy conocida en el caso de las mujeres, afectando a un 85% de ellas. Sin embargo, no es totalmente exclusiva de este sexo. Aunque se da en menor proporción, e incluso de manera más leve, los hombres pueden llegar a presentar celulitis. Por otro lado, este problema de la piel no debe confundirse ni ir siempre unida a la obesidad, aunque tengan cierta relación. A pesar de que ambas afectan al tejido adiposo, lo hacen de manera distinta y por diferentes causas. 

Factores que influyen en la Celulitis

Antes de seguir con las claves para abordar la celulitis en la farmacia, debemos profundizar en los motivos que la han generado. Tanto la aparición de la celulitis como su nivel de incidencia, dependerán de una serie de factores que influyen en ella. A continuación, os hablamos de los diferentes tipos de factores que alteran nuestra piel dando lugar a la famosa piel de naranja.

Factores hereditarios. 

  • Sexo: como comentábamos anteriormente, este problema no se da en la misma proporción en el sexo femenino que en el masculino. El número de casos de mujeres con celulitis es bastante superior al de los hombres.
  • Raza: se observa también que hay razas más o menos propensas a presentar esta alteración cutánea. En concreto, las personas caucásicas son más propensas que las asiáticas o negras a padecer celulitis.
  • Riesgo a padecer angiopatía periférica.  

Factores hormonales.

Ciertas hormonas desempeñan un papel importante en la celulitis, como por ejemplo, las tiroideas. Sin embargo, las más destacables son los estrógenos, que propician la formación de celulitis. Por este motivo, se observa en mayor medida en el caso de las mujeres.

Factores relacionados con el estilo de vida. 

De igual manera, ciertos hábitos de nuestro día a día contribuyen a la aparición de celulitis. Dentro de estos factores relacionados con nuestro estilo de vida, encontramos los siguientes:

  • Estrés y ansiedad
  • Dietas con exceso de calorías.
  • Sedentarismo
  • El tabaco y el alcohol
  • Otros factores: malas posturas, uso de ropa ajustada, etc. 

Actuación farmacéutica frente a la celulitis

Una vez que un cliente llega a la farmacia buscando consejo y una solución para la celulitis, tenemos que conocer los distintos tratamientos y evaluar el cuadro que presenta el paciente. De esta manera, podremos llevar a cabo una correcta dispensación o derivar al especialista en caso de que sea necesario.

Tratamiento

Algunos de los principios activos que se utilizan para tratar la celulitis, como aparece en el siguiente artículo científico, son:

  • Lipolíticos: este principio, activador de la lipólisis, consigue descomponer aquellos lípidos que se acumulan dando lugar a la celulitis.
  • Antilipogénicos: inhiben la enzima de la lipogénesis para impedir que capten y acumulen grasas que den lugar a la celulitis.
  • Venotónicos y antiedematosos: este principio activo de origen vegetal, consiguen mejorar la circulación. Es recomendable su uso en el caso de celulitis de tipo edematoso.
  • Rubefacientes: en el caso de los rubefacientes, aumenta la temperatura de la zona donde se aplica este principio activo. Como consecuencia aumenta igualmente la circulación.
  • Reestructurantes: influyen en el tejido conectivo evitando los desajustes que generan celulitis.

¿Cuándo derivar a un especialista?

Como indica el CGCOF en su protocolo de actuación, ante una consulta en la farmacia, debemos derivar un paciente al especialista en caso de que se cumpla alguno de los siguientes supuestos:

  • Se trata de un menor de edad 
  • Sospechamos que la celulitis que presenta ha surgido o ha empeorado a raíz de la toma de un medicamento.
  • En caso de que esté ligada a patologías de origen metabólico, hormonal u ortopédicas.
  • Si se trata de celulitis de grado 4 o es infecciosa.
  • Si está relacionada con otras enfermedades dermatológicas.
  • Si empeora o no se observa una mejoría tras seguir un tratamiento.

Si quieres saber más, descubre la píldora formativa Anticelulíticos.

¡ Comparte este artículo en redes !